Valores

El Código Ético de la Asociación Española de Coaching Organizativo y Profesional (AECOP) consta de cuatro principios éticos fundamentales aplicados al ámbito del comportamiento organizacional, poniendo especial interés en favorecer el máximo grado de rendimiento y bienestar para una empresa o cualquier tipo de organización y las personas que la integran.

Los cuatro principios son: confianza, respeto, compromiso y profesionalidad definidos como:

Confianza 

“Seguridad o esperanza firme que alguien tiene de otro individuo o de algo”

Buscamos generar el más alto grado de confianza en todas las interacciones que se produzcan con las empresas u organizaciones que puedan requerir nuestros servicios profesionales como coach ejecutivo-organizativo. 

Respeto 

“Consideración y reconocimiento del valor de una persona o de una cosa”

 Partimos del respeto por la autonomía de las organizaciones y las personas que las componen, de esta manera ponemos especial interés en cuidar e incrementar si cabe el prestigio que nos da prestar el servicio a cualquier empresa u organización, así como a los particulares que desean contratar a un coach ejecutivo organizativo.

Compromiso 

“Obligación contraída por medio de acuerdo, promesa o contrato” 

Los acuerdos alcanzados en nuestras relaciones profesionales, deben ser impecablemente cumplidos, con independencia del nivel en el que se hayan llevado a cabo. 

Profesionalidad

“Cualidad de la persona u organismo que ejerce su actividad con relevante capacidad y aplicación”

 Desde AECOP se promueve que todos sus miembros lleven a cabo las distintas actividades vinculadas con el campo del coaching ejecutivo organizativo con absoluta profesionalidad, alineadas en todo momento con los elevados estándares de calidad requeridos.


Como miembro de AECOP,  mi práctica profesional está regida por los siguientes valores:

Dignidad 

En tanto consideramos al ser humano un ser racional, dotado de capacidad para discernir y de poder creador, capaz de automodelarse y mejorar mediante la toma de decisiones y el ejercicio de su libertad. 

Integridad

Manteniendo una conducta intachable respecto a lo que decimos y hacemos en nuestras interacciones con las empresas u organizaciones a quienes prestamos nuestros servicios; así como guardándoles la más absoluta fidelidad. 

Honradez 

Lo cual implica observar en todas las actividades e interacciones un apego a la verdad, por encima de cualquier circunstancia y en todos sus sentidos. 

Seguridad

Al utilizar metodologías y herramientas que permitan alcanzar los resultados que han sido establecidos con la empresa u organización-cliente. 

Diálogo

Desarrollando la capacidad para mantener una actitud carente de prejuicios o interpretaciones que anulen el derecho de las personas a expresar su opinión. Buscando además la validez de sus argumentos para convencer a través del diálogo en una acción conjunta, o gestionar la solución de conflictos dentro de la empresa u organización. 

Confidencialidad

En lo relativo a la información, verbal o escrita del coachee y/o de la organización, que se genera en cualquier tipo de proceso de coaching ejecutivo con una rigurosa discreción y prudencia. Se especifica en el contrato que se tenga con cada uno de los clientes y se resalta de manera explícita que los contenidos de un proceso de coaching son tratados bajo la estricta norma del “secreto profesional”.